se recrudece la batalla llevada a cabo por las Fuerzas Republicanas cercanas al Presidente electo.

Escrito por Agencia Fides on . Postear en Internacionales

 

AFRICA/COSTA DE MARFIL - Un “llamamiento a la tolerancia, para evitar la violencia", lanzado a través de Internet por el párroco del puerto de Abidján

Abidján (Agencia Fides) - “Tenemos que seguir lanzando llamamientos por la paz a través de la red de las parroquias, también a través de Internet por lo menos en las zonas donde aún funciona, porque los líderes religiosos deben apelar al espíritu de la gente, invitándoles a la tolerancia", dice a la Agencia Fides el p. Celestine Ikomba, escalibrino, párroco y capellán del puerto de Abidján, donde a estas horas se recrudece la batalla llevada a cabo por las Fuerzas Republicanas cercanas al Presidente electo, Alassane Ouattara, para conquistar el palacio presidencial y la residencia del Jefe de Estado, donde está atrincherado el Presidente saliente, Laurent Gbagbo.

Todo intento de negociación para persuadir a Gbagbo a rendirse parece haber fracasado. 
“A quienes todavía funciona Internet, que lean estos mensajes de tolerancia, y los que no lo tienen pueden pasar la voz de parroquia en parroquia, para difundir un llamamiento a la tolerancia. Deben realizarse todos los esfuerzos posibles en este sentido", afirma el p. Celestine. Después de semanas de enfrentamientos, la situación humanitaria en el país ha empeorado. Según la ONU, los Marfileños desplazados son más de un millón. Incluso en Abiyán, la capital económica y administrativa del país, las condiciones humanitarias son muy graves. Las estructuras de la Iglesia se han puesto a disposición de las personas desplazadas, como testimonia el p. Celestine: "en la parroquia del puerto, dedicada a San Antonio, ayer acogimos a 80 refugiados que huyen de los combates, estamos tratando de encontrar las formas para darles de comer y sostenerles”. (L.M.) (Agencia Fides 6/4/2011)